Leyendo:
Autoridades recuperan emporio de Gamarra sin disparar ni una bala
2 minutos

Autoridades recuperan emporio de Gamarra sin disparar ni una bala

Sin necesidad de disparar una bala o lanzar una bomba lacrimógena, cerca de mil policías, utilizando el factor sorpresa, tomaron por asalto, en horas de la madrugada, las diferentes arterias del emporio comercial e industrial de Gamarra.

A este contingente policial se sumaron trecientos serenos de la Municipalidad de La Victoria, que se encargaron de desarmar y confiscar estructuras metálicas que se encontraban soldadas, desacatando la normativa municipal en la vía pública.

Cerca de las diez de la mañana, las calles, generalmente, atestadas de ambulantes, lucían despejadas. Algunos transeúntes acostumbrados al caos reinante en esa zona no lo podían creer.

El general PNP Gastón Rodriguez, jefe de la Región Policial Lima, aseveró que esta medida extrema se adoptó con la finalidad de frenar el accionar de sujetos prontuariados que habían hecho del cobro de cupos y la extorsión a comerciantes formales y ambulantes su modo de vida.

LEE TAMBIÉN:  Mininter difunde tres nuevas notas de alerta de menores desaparecidos

El jefe de la Región agregó que este impresionante despliegue policial busca también colaborar con la autoridad municipal para erradicar el comercio ambulatorio que ha convertido esta zona en caótica e intransitable.

El alcalde de La Victoria, Harry Castro, afirmó que su despacho, atendiendo el clamor de los vecinos, no permitirá más que la delincuencia gobierne el distrito. “Me han amenazado de muerte varias veces pensando intimidarme”, sostuvo,

“Pero se han equivocado. Continuaré en esta lucha por devolverle la dignidad al pueblo victoriano”, subrayó con énfasis. Aseguró que esta medida, conforme al compromiso del alto comando policial, se mantendrá hasta fines del mes de diciembre.

LEE TAMBIÉN:  Policía toma el control de Gamarra

Pasando el mediodía, se podía observar a decenas de hombres y mujeres apostados en las veredas como esperando un descuido o el retiro del fuerte contingente policial para retomar las calles.

A los ambulantes que se resisten a dejar las calles se los podía apreciar a algunos con rostros patibularios. Transeúntes comentaron que son los cobradores de cupos que todavía andan sueltos.

Algunos comerciantes, que no quisieron identificarse, indicaron que más miedo le tienen a los serenos, que esa mañana parecían unos angelitos, pero que en verdad son, en la mayoría de casos, señalan con voz baja, maleantes que ingresaron al municipio en la gestión del ex alcalde Elías Cuba, preso en un penal de alta seguridad.

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

No estás conectado a internet