en

Tres Versiones de la Vida o la Vida en Tres Versiones

Más

Qué puede pasar si dos parejas de esposos, una aparentemente exitosa y feliz, y la otra aparentemente no tan exitosa y pragmática se encuentran en un día no acordado y tienen como fondo los engreimientos del hijo de la pareja anfitriona. Bueno, esa es la premisa de “Tres Versiones de la Vida”, obra de Yasmina Reza dirigida por el reconocido director Roberto Ángeles.

Reza es escritora, actriz, novelista y dramaturga francesa de quien Ángeles ya dirigió Art y Un Dios salvaje, este es el tercer texto de ella que dirige y por tal motivo nos habla con autoridad sobre la temática de sus obras “… Yasmina Reza trata los aspectos violentos que el hombre lleva dentro y que afloran en situaciones inesperadas. La dramaturga se enfoca en historias de personajes de clase media – alta, acomodada, de la burguesía. Y toca profundo porque ella misma pertenece a esa clase. A mí me viene bien representar su dramaturgia, su estilo de discurso… Es la única dramaturga (mujer) que yo he dirigido en toda mi carrera”.

La historia trata de dos parejas que se encuentran en casa de una ellas para charlar sobre el futuro profesional del esposo de la pareja anfitriona, pero dicha conversación al principio no tiene nada de sinceridad, por el contrario es un despliegue de acciones hipócritas que amenizadas con el calor de las palabras y el alcohol, el diálogo amistoso se van transformando en una polémica frontal entre dos bandos.

Con las actuaciones de Joaquín de Orbegoso (Enrique), Lizet Chávez (Sonia), Sandra Bernasconi (Inés) y Alfonso Dibós (Humberto), “Tres Versiones de la Vida” nos plantea cómo reaccionarían las personas ante una misma situación si van cambiando su forma de ser. Esta obra es de aquellas en donde cómo se dice el texto es más importante que el texto en sí. La propia dramaturga dijo alguna vez: “los actores y el director son más importantes que mi texto”.

Pero en la puesta de Ángeles hay algo que no termina de cuadrar del todo. No es que las actuaciones estén mal; sino para que una persona que no está acostumbrada a ver mucho teatro pueda darse cuenta y sobre todo sentir cada una de las tres versiones de la vida de estos cuatro personajes deben ser muy marcadas en los cambios de personalidad. Pero, con tal la obra se deja ver, disfrutar y analizar, la escenografía, la iluminación y la música ayudan acentuar los momentos tensos de las discusiones. Destacamos el personaje de Joaquín de Orbegoso, Enrique, por sus cambios frontales de ver la vida (por el cual la historia gira), pero que el actor –creemosdebe trabajar más porque es un rico personaje para explotar; y la actuación de Sandra Bernasconi que le da humanidad a una Inés que no solo es incomprendida por su esposo sino también por una sociedad machista e hipócrita como la nuestra.

No deje pasar “Tres Versiones de La Vida” va hasta el lunes 24 de setiembre, de jueves a lunes a las 8 de la noche, y los domingos a las 7 de la noche en el Teatro de Lucía. Calle Bellavista 512. Miraflores.

Lee también

loading...