Leyendo:
Las manos que curan
2 minutos

Las manos que curan

Al ayacuchano Roberto Tevez le molesta mucho que se expanda la idea de que la medicina tradicional se pasa de padres a hijos. Aclara es una profesión una forma de trabajo como cualquier otro y dice a manera de reflexión que la abogacía tampoco se pasa de padres a hijos.

“Hay muchos que creen que nuestra profesión se pasa de padres a hijos y eso no es así. En mi caso yo estudio y no puedo intervenir a ninguno de mis pacientes sin antes ver su radiografía y sin ver su informe médico. Somos muy serios en eso y la gente confía en nosotros”, manifiesta.

En su consultorio del Centro de Lima, Máximo Coto Mamani, de 62 años, dice a PERFIL que es cierto que Roberto Tevez es muy riguroso y desde que es tratado por él su dolencia en la columna va desapareciendo poco a poco.

“Tengo escoliosis y hernia discal y otros males más. He ido a varios hospitales, pero no he tenido resultados. Desde que vengo a este consultorio tengo una mejoría notoria y confío en que me voy a curar”, indica.

Roberto Tevez dice que un estudiante sanmarquino que tenía hernia discal está saliendo de su problema poco a poco y la señora Silvia Cadillo Villanueva también está saliendo de su dolencia.

“Yo soy especialista en tratar desviaciones a la columna, escoliosis, hernia discal, luxaciones, torceduras. Nunca le engaño a mis pacientes. Si veo que tiene un problema que no lo puedo tratar se lo digo y no hago como algunos médicos que dan falsas esperanzas a los pacientes”, indica.

“Yo sé a profundidad la técnica de la digitopuntura y en todos estos años he curado a un sinnúmero de ciudadanos. El agradecimiento que me puede dar es que aquellas personas estén bien de salud”, dice. Tevez atiende en el jirón Miguel Aljovín 320, oficina 21, Cercado de Lima. Su teléfono es 428-1181.

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO

Ingrese sus palabras clave de búsqueda