Leyendo:
Medicinas venidas de oriente
3 minutos

Medicinas venidas de oriente

¿Cómo se les pasó por alto a mis compañeros de fulbito, de la sección gordos, la visita al Perú del doctor Zhou Qi, brillante ortopedista y conocedor de las medicinas china y tibetana? Quizás sea un prejuicio, pero a mí el origen de esas medicinas me despierta una fuerte sensación de confianza.

Qi reveló que ya existen medicinas eficaces en el campo de su especialidad. Aseguró que, incluso, hay terapias que son independientes de la edad del paciente.

Según la OMS, el dolor de espalda y articulaciones es uno de los males más frecuentes. “Hasta el 95% de la población experimenta estos dolores al menos una vez en la vida. Al mismo tiempo, el 6-10% pierde constantemente la capacidad de trabajar debido al desarrollo de las enfermedades del sistema músculo esquelético.”

La causa son lesiones o enfermedades degenerativas, infecciosas o reumáticas y sea cual fuere el origen hay que iniciar empezar el tratamiento lo antes posible. Reveló que las razones son “la ecología, que empeora cada año y las “tensiones normales, que atacan constantemente a nuestro ser psicoemocional y crean tensión muscular.”

LEE TAMBIÉN:  Los brackets de colores, el último grito estético

Colijo que el desbalance emocional, con su carga de estrés, que ya es parte de la sociedad actual, contribuye a aumentar o a crear esos malestares, otro factor es el estilo de vida sedentario. Dice Zhou Qi: “En China, hemos demostrado que las articulaciones son capaces de recuperarse completamente, por lo que pueden y deben ser tratadas. El principal problema detrás de esta enfermedad es su desgaste. Las articulaciones soportan constantemente una gran carga, por lo que los tejidos cartilaginosos pierden su elasticidad y se vuelven delgados o inexistentes. A partir de aquí, empiezan los crujidos y dolores, neoplasias (hernias) y deformaciones óseas (artrosis). Ya a la edad de 60 años, la mayor parte del cartílago se reduce al 45-50% de lo que solía ser. ¿Cómo puedes restaurar lo que ya no existe? ¿Se puede reconstruir la articulación? La respuesta es, ¡sí se puede!”

LEE TAMBIÉN:  62.5% de profesionales considera que el home office implica un ahorro económico para ellos

“Nuestro cuerpo puede regenerarse. Observe la rapidez con la que un corte cicatriza en la piel y, del mismo modo, también se puede restaurar cualquier tejido dentro del cuerpo. La pregunta es sobre la velocidad y el proceso: un órgano puede restaurarse a sí mismo, mientras que otros necesitan ayuda”.

Zhou Qi afirma que en China han creado un ungüento-crema especial, llamado “Flekosteel”, completamente natural, que permite olvidar del dolor de espalda y de las articulaciones en el menor tiempo posible. “Flekosteel” es un remedio que “reinicia” el cuerpo a nivel celular. Los ingredientes de la crema penetran profundamente en los tejidos y actúan directamente sobre la causa de la enfermedad, regeneran el tejido cartilaginoso destruido y restauran su elasticidad.

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

No estás conectado a internet