Leyendo
A Macri lo excitan los recortes presupuestarios

A Macri lo excitan los recortes presupuestarios

Avatar

Al presidente argentino Macri lo excitan los recortes presupuestarios. Sobre todo, aquellos que, de algún modo, ponían a la Argentina en una situación en consonancia con los avances tecnológicos de un mundo que se transforma permanentemente.

No debemos olvidar que Cristina Fernández de Kirchner repatrió más de mil científicos argentinos, de alto nivel y su presencia tuvo un impacto del cual los argentinos podíamos sentirnos orgullosos. Ahora, con Cambiemos (que traducido al lenguaje real quiere decir “volvamos al pasado”), casi todas las áreas relacionadas con la Ciencia y la Tecnología están siendo desmanteladas y algunas empresas estatales en el campo de la tecnología nuclear, espacial, agraria, industrial, entre otras, están ahora subordinadas a contratos con empresas estadounidenses e israelíes. Este hecho muestra el descaro con el que la banda que rodea a Macri está dispuesta a rematar el país. A entregarlo para ser más claros. Según ellos no se puede gastar más de lo que se recauda pues se produce un déficit fiscal que no sería tal si los sectores privilegiados pagaran los impuestos acordes a sus ganancias.

Leo en un informe que entre las empresas estatales de tecnología afectadas se halla INVAP S.E. (Investigación Aplicada, Sociedad del Estado), “dedicada al diseño y construcción de plantas, equipamientos y dispositivos en áreas de alta complejidad como energía nuclear, tecnología espacial, tecnología industrial y equipamiento médico y científico.” Otros perjudicados son ARSAT (Argentina Satelital), que ya puso dos satélites producidos en Argentina en el espacio y que brinda servicios de telecomunicaciones a través de infraestructuras terrestres, aéreas y espaciales; YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales), Aerolíneas Argentinas; Planta de Agua Pesada de Arroyito, que sirve a la moderación y refrigeración de reactores; NASA (Nucleoeléctrica Argentina), operadora de las centrales nucleares del país y el Astillero Río Santiago, uno de los más grandes de la región, cuyos trabajadores fueron duramente reprimidos y criminalizados.

El deprimente informe incluye, además, a “la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Instituto Nacional de Tecnología Agraria (INTA), e incluso la Comisión Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicet) ), y el conjunto de las 56 Universidades Nacionales.”

Lee también

Todo lo que apunte a la soberanía tecnológica debe ser desmantelado. ¿De dónde puede provenir una decisión tan disparatada como irracional? No hay mucho que pensar para colegir que estos temas escapan al grupo de ineptos que rodean a Macri (y que él llama el mejor equipo de los últimos 50 años) y que las decisiones proviene de más allá de las fronteras argentinas.

Los artículos firmados y/o de opinión son responsabilidad de sus autores.