en

El vicecanciller ruso advierte a Washington

Más

Horas después de que EEUU anunciara la imposición de nuevas sanciones a individuos y compañías por sus lazos con el Kremlin, Moscú y Pekín señalaron que se trata de una medida “irracional” destinada a “imponer” las condiciones del gobierno que preside Donald Trump.

El vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, advirtió a Washington de que deje de “jugar con fuego” y no se olvide de conceptos como “la estabilidad global”, que está socavando con sus acciones contra Rusia.

A su vez, el portavoz chino de Exteriores, Geng Shuang, anunció que Pekín ha presentado una queja formal por lo que consideran una violación de las normas internacionales que afecta a las relaciones entre ambos países.

”Pedimos enérgicamente a EEUU que solucione este problema y retire estas sanciones”, afirmó Geng en rueda de prensa, antes de advertir de que “de lo contrario, tendrá que soportar las consecuencias”.

EEUU impuso ayer sanciones contra 33 individuos y compañías por sus lazos con el Kremlin, entre los que figura el empresario Yevgeny Prigozhin, acusado por la prensa occidental de ser el artífice de la campaña de desinformación contra EEUU en internet.

También han resultado afectadas la compañía militar china Equipment Development Department (EDD), y su director, Li Shangfu, por comprar cazas rusos Sukhoi Su-35 y misiles S-400 a la empresa estatal rusa Rosoboronexport, ya sancionada por Washington.

Video recomendado

Se trata de la tanda de restricciones “número 60” que EEUU aplica a Rusia desde 2011, indicó Riabkov, lo que hace pensar que las sanciones se han convertido en un “entretenimiento nacional”.

En opinión del “número dos” de la diplomacia rusa, cada nueva ronda de sanciones certifica la falta del efecto de la anterior y las “numerosas listas negras de EEUU se repiten cada vez más”.

Por su parte, el portavoz chino indicó que Pekín y Moscú son “socios estratégicos” y que sus intercambios, incluidos los relacionados en defensa nacional, se basan en la confianza mutua.

EDD ha sido amonestada por adquirir en 2017 aviones de combate Su-35 y, en 2018, equipos relacionados con el sistema de misiles tierra aire S-400, según el Departamento de Estado de EEUU.

Ahora, la compañía responsable de las armas y el equipo del Ejército chino tendrá prohibido hacer transacciones financieras en EEUU, no podrá exportar productos a territorio estadounidense y todas sus propiedades serán embargadas.

Avatar

Perfil

Perfil te informa la realidad sin trampas ni vivezas criollas.