Leyendo:
En Brasil, seguro que la izquierda gana
7 minutos

En Brasil, seguro que la izquierda gana

Proclamado hace dos semanas y con el visto bueno de Luiz Inácio Lula da Silva, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) Fernando Haddad tiene un crecimiento pronunciado en las encuestas y más de uno asegura que será el nuevo presidente del Brasil, aunque para ello tenga hasta el 7 de octubre para convencer a los 147 millones de votantes brasileños.

Diario Perfil entrevistó a analistas políticos internacionales para explicar el arrastre del voto en Brasil y las consecuencias de un gobierno de ultraderecha.

CANDIDATURA DE PRINCIPIOS

El sociólogo Héctor Béjar sostuvo que, a diferencia de otros países latinoamericanos, se está demostrando consciencia ya que el pueblo estaría apostando por una candidatura de principios y no de personas. “Lo que sucede en Brasil es una demostración de consciencia, ya que al fin en el movimiento progresista de América latina tiene algo que sobrevive a los personalismos. Bolivia está atada a Evo Morales, Nicaragua a Daniel Ortega, Venezuela lo estuvo con Hugo Chávez, pero Brasil con Lula. Sería un gran mérito que el pueblo progresista de Brasil sea capaz de apostar por una candidatura de principios y no de personas”, señaló a diario PERFIL.

Asimismo, reconoció que aunque la población brasileña, como en las últimas cuatro elecciones presidenciales, seguiría apuntando a la izquierda, la derecha brasileña vinculada con la iglesia evangélica sigue teniendo fuerza. Finalmente, reconoció: “Las vinculaciones de Brasil con el resto de América latina no son muchas, excepto el caso Odebrecht; pero sí me parece que es importante que se mantenga la presencia de la izquierda en ese país”.

BOLSÓN DE POPULARIDAD

El diplomático e internacionalista Miguel Ángel Rodríguez Mackay señaló que en el votante brasileño todavía impacta el bolsón de popularidad de Lula.

“Es innegable que el gran bolsón de popularidad encarnado en Lula tiene un impacto muy fuerte en el votante brasileño”, afirmó tras indicar que la situación de víctima que tuvo Lula con su detención e impedimento para postular ha impactado con mucha fuerza en favor de Haddad, pero él mismo tiene méritos por ser carismático; esto juega mucho en una campaña presidencial, aclaró.

“El giro de América latina ha sido a la derecha, pero los fenómenos de México y Brasil están destruyendo esa visión”, aseguró Rodríguez Mackay tras sostener que en la región sigue vigente las políticas iniciadas por Lula y su programa del Hambre Cero, por lo que es recordado por una muy importante cuota de sectores marginales en Brasil.

LEE TAMBIÉN:  Quién es Fernando Karadima, el cura que el Papa Francisco expulsó de la Iglesia por abusos

“La gente de ese país sigue apostando por las propuestas de Lula y Dilma Rusell”, añadió.

TEÓRICO MARXISTA

El PT confirmó recién el pasado 11 de setiembre la candidatura de Fernando Haddad, quien espera que Lula, quien hace dos semanas renunció desde la cárcel a su intención de reelegido presidente, pueda transferirle suficientes votos para asegurarle llegar a la segunda vuelta que será el 28 de octubre.

Haddad es un intelectual de 55 años de edad, experto en teoría marxista y exalcalde de Sao Pablo; es hijo de libaneses; su esposa Ana Estela es dentista y académica, tienen dos hijos. Se graduó en Derecho, antes de hacer una maestría en Economía y un doctorado en Filosofía en la Universidad de Sao Pablo. En 1983 se afilió al PT. Entre el 2005 y el 2012 fue ministro de Educación.

Haddad jaló la popularidad de su mentor político, el político más exitoso de la historia brasileña reciente y quien sacó a 36 millones de personas de la pobreza durante los años de prosperidad del país.

Con Haddad el PT promete revertir las medidas de austeridad y privatizaciones que introdujo el gobierno conservador de Michel Temer y se compromete a poner en marcha la economía agonizante con obras de infraestructura financiadas con los 34 mil millones de euros de reservas internacionales de Brasil.

También promete rebajar los impuestos a los pobres, subírselos a los ricos, incrementar la protección a la comunidad LGBTI y demarcar territorios indígenas.

REDIBUJANDO EL MAPA POLÍTICO

El analista internacional Alberto Adrianzén aseguró que una posible victoria del PT en Brasil, luego del triunfo de Manuel López Obrador en México, ayudaría a redibujar el mapa político de América latina.

“Luego del triunfo de López Obrador en México, un triunfo de la izquierda en Brasil contribuiría a redibujar el mapa político de América latina al mantenerse esa visión progresista”, aseguró al Diario Perfil.

Recordó que Temer llegó a la vicepresidencia brasileña en alianza de su partido, el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), con el PT; posteriormente, apoyó el proceso de destitución de la mandataria Dilma Rousseff y luego decide aplicar un programa económico neoliberal radicalmente opuesto al defendido por la izquierda.

LEE TAMBIÉN:  Brasileñas salen a las calles en rechazo a Bolsonaro

“Temer gana con un programa económico, hace un golpe de Estado y aplica otro programa; eso me parece de lo más antidemocrático”, dijo Adrianzén. Recordó que el actual mandatario brasileño viene aplicando un programa neoliberal que ha significado el rechazo de la población.

“EL PT nació de los trabajadores, ha gobernado en cuatro ocasiones y estamos frente a un actor político fuerte y relevante”, sostiene tras considerar muy importante la alianza de esa organización con el Partido Comunista de Brasil (PC do B) “para que no campee la hegemonía del Grupo de Lima, que es una extensión del Departamento de Estado norteamericano”. Esto último fue en referencia a la instancia multilateral reunida en Lima y representada por 17 países que buscan tomar acciones para darle una salida a la situación en Venezuela.

Del mismo modo, Adrianzén añadió que sería una catástrofe para Brasil y América latina que el fascismo se apodere del gobierno.

LA EXTREMA DERECHA EN COMPETENCIA

Con una posición política de extrema derecha Jair Bolsonaro, es aspirante a ser gobierno con el Partido Social Liberal (PSL); actualmente, lidera las encuestas pese a permanecer en un hospital de Sao Paulo a causa de la puñalada que recibió en un mitin.

El pasado domingo, Jair Bolsonaro prometió en redes sociales “extinguir” y “privatizar gran parte” de las empresas estatales de su país, si sale vencedor en las elecciones de octubre. Bolsonaro y los integrantes de su plancha presidencial se han declarado simpatizantes de las dictaduras militares y de los golpes de Estado.

INTELECTUALES CONTRA LA ULTRADERECHA

Artistas brasileños consagrados mundialmente como los cantautores Gilberto Gil, Caetano Veloso y Chico Buarque hacen parte de los brasileños que han firmado el documento para manifestarse en contra de Bolsonaro, candidato al que consideran “una franca amenaza” al “patrimonio civilizador” del gigante sudamericano.

“Más que una elección política, la candidatura de Jair Bolsonaro representa una franca amenaza a nuestro patrimonio civilizador primordial. Es necesario rechazar su normalización, y sumar fuerzas en la defensa de la libertad, de la tolerancia y del destino colectivo entre nosotros”, señaló uno de los apartes del manifiesto.

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO
[mc4wp_form id="8579"]
Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

No estás conectado a internet