en

Nuevas patrañas del fujimorismo

Más

En su prisión de la Base Naval, Vladimiro Montesinos debe gozar con los pasos de su protegida y discípula Keiko Fujimori. Así como él inventaba vírgenes que lloran, Keiko “descubre” un golpe de estado a cargo del presidente Martín Vizcarra.

No sé qué parecido pueda encontrar la señora K con la situación que existía cuando su padre, bajo la inspiración de Montesinos y con apoyo de una cúpula militar, cerró el Congreso y anuló la Constitución y ordenó robar del Palacio de Justicia los expedientes de juicios contra narcotraficantes. ¡Eso sí que fue un golpe de estado!

Ayer, Keiko ha dicho que “el Perú no está para golpes de estado”. Hay allí una añoranza de los tiempos de oro –de los lingotes de oro– de su padre. En todo caso, la convicción de que hoy y aquí no es posible un golpe.

Ha afirmado la señora K que lo del voto de confianza es una cortina de humo para ocultar la incapacidad del régimen para la gestión gubernamental. ¡Qué diferencia con el dictador que ordenaba matar inocentes inventando que eran terroristas y que vendió a precios de regalo, sobre todo a chilenos, bienes nacionales. ¡Ese sí que sabía administrar (para su bolsillo)!

Luis Galarreta, congresista de Fuerza Popular y expresidente del Congreso, expresó ayer durante el debate sobre la confianza que los diarios El Tiempo de Colombia y El País de España califican de golpista a Vizcarra. Los corresponsales de ambos periódicos aclararon que eso no había aparecido en ambos diarios.

Video recomendado

Galarreta, en muestra de su falta de ética y de respeto por la prensa, siguió con su infundio, y declaró:

“La bancada tomará su decisión si se da o no el voto de confianza, pero lo que debemos tener claro es que la historia va a juzgar a aquellos que hoy están haciendo el juego. Yo recuerdo muchos mandatarios que llegan de manera constitucional y después dicen que el pueblo les dice que no están funcionando las instituciones. Así empiezan. Así empezó en el 92.”

Hasta en esas frases miente Galarreta, o por lo menos ignora la historia. ¿De dónde saca esos “muchos mandatarios” golpistas? En el siglo XX solo uno cumple los requisitos, su admirado Alberto Fujimori.

Galarreta no pasará a la historia como historiador.

Avatar

César Lévano

Director periodístico de Perfil