Leyendo:
Perú tendría calificación A1 si no fuera por la institucionalidad, asegura el vicepresidente del Grupo Moody’s
2 minutos

Perú tendría calificación A1 si no fuera por la institucionalidad, asegura el vicepresidente del Grupo Moody’s

El vicepresidente del Grupo Moody’s Investors Service, Jaime Reusche, sostuvo en una entrevista que si solo se analizaran las cifras fiscales o macroeconómicas el Perú debería ser calificado de economía A1, por lo menos dos peldaños más arriba de su actual nivel, como Chile, por ejemplo.

Cabe precisar que hoy en día nuestros bonos soberanos tienen una calificación A3, con una perspectiva estable.

“La gran diferencia entre los dos (Perú y Chile) es el tema institucional, que lo estamos viendo con los escándalos de corrupción uno tras otro, porque fiscal y macroeconómicamente se ven muy parecidos”, apuntó a Andina.

“Nuevamente tenemos que seguir observando qué es lo que pasa en el ámbito político, pero se presentan oportunidades importantes para el Gobierno”, enfatizó.

LEE TAMBIÉN:  Fondo Crecer permitirá que tasas de interés de créditos para pymes se reduzcan considerablemente

Por otro lado, señaló que el ruido político registrado en nuestro país en las últimas semanas no afectará la calificación crediticia del Perú debido a la fortaleza fiscal que presenta.

“No, para nada (está en riesgo la actual calificación del Perú), seguimos viendo el mismo ruido político con bastante interés porque se da un buen momento para tratar de fortalecer las instituciones del país, que es lo que siempre ha pesado sobre la calificación”, manifestó.

EXONERACIONES

Por otro lado, apuntó que la reducción de exoneraciones tributarias que prepara el Ejecutivo permitirá que la consolidación fiscal a 1% del PBI se logre antes del 2021.

LEE TAMBIÉN:  Juntos para prevenir entrada de plaga contra cultivos de banano

“Las exoneraciones llegan a poco más del 2% del PBI y si se llegasen a racionalizar el aumento a la recaudación podría ser importante, tanto así que le daría mayor margen al fisco para mantener el gasto en inversión en niveles elevados y cumplir con la meta de reducción del déficit al 1% de PBI antes del 2021”, explicó.

En ese sentido, aseveró que sería prudente tener más espacio fiscal ante algún choque inesperado, ya sea interno o externo.

“Lo importante de mantener una espalda financiera ancha es que ante algún choque inesperado se puede actuar sin afectarse en demasía”, apuntó.

Con información de Andina / Foto: Andina

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

No estás conectado a internet