Leyendo:
Hoy también estaremos en la marcha
10 minutos

Hoy también estaremos en la marcha

La Asamblea Ciudadana es el espacio político y social de unidad de acción que ha promovido e impulsado, junto con otros espacios, las últimas grandes marchas contra la corrupción en todo el país, inclusive en ciudades del extranjero. Ahí están las tres marchas de julio de este año, producto del destape de los #CNMaudios: #11J, #19J y #27J. Pero también están las marchas de setiembre, luego que el presidente Martín Vizcarra lanzara el Referéndum: #12S, #18S y el mismo #26S. Hoy también estaremos a partir de las 5 de la tarde en la Plaza San Martín.

Vivimos en un país, como seguro muchos otros, donde el sistema político, los partidos políticos, y los mismos políticos, están en profunda crisis y con mucho desprestigio. En este contexto, las protestas, las movilizaciones, “la calle”, fue promovida principalmente por las organizaciones sociales. En este marco, de profunda y compleja crisis política, la Asamblea Ciudadana tiene el mérito, entre otros espacios, de haber sabido expresar y organizar a la calle en los últimos años.

Pero la Asamblea Ciudadana no aparece en la última coyuntura política de crisis de los #CNMaudios y el Referéndum; viene de atrás. Sus orígenes más inmediatos se remontan a la campaña #KeikoNoVa, impulsada por la entonces denominada Coordinadora Keiko No Va, otro nombre del mismo espacio político de la Asamblea Ciudadana. Entonces el objetivo era impedir el ingreso de Keiko Fujimori al poder, y lo logramos, teniendo que llamar a votar por Pedro Pablo Kuczynski, desde el amplio movimiento independiente que le logró arrancar antes once compromisos bajo el lema #KeikoNoVa – #VotoCríticoPPK.

¿QUIÉNES COMPONEN LA ASAMBLEA CIUDADANA?

La Asamblea Ciudadana es un espacio de unidad de acción que cuenta como promotores principales a la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), la Asociación Nacional de Centros (ANC), el Centro Mujer Flora Tristan, y el Foro Juvenil de Izqueirda (FJI), que tuvieron la apuesta y flexibilidad para posibilitar la participación de otras organizaciones sociales y políticas, en las diferentes coyunturas; como la CGTP, SUTEP, Foro Salud, Colegio de Profesionales, SITOBUR , Fretatel, Fenupetrol, Fetrapep, FNTTP, Somos 2074, Frente Callao Dignidad, No A Keiko, Coordinadora Contra la Impunidad, Red Nak, Ágora Popular, entre otras; y en determinadas coyunturas también participaron activamente diversas organizaciones políticas como Juntos Por el Perú (JP), Frente Amplio (FA), Nuevo Perú (NP), Acción Popular (AP), Partido Morado (PM), entre otros. Esta convergencia, amplitud. Esta pluralidad, hizo posible que las luchas impulsadas por la Asamblea Ciudadana sean exitosas. A este componente variado se han sumado de manera creciente e importante personas que no participan en ninguna organización, y que se han convertido en activistas entusiastas de la Asamblea Ciudadana.

La permanencia en las reuniones y actividades de la AC , han sido siempre voluntarias, han respondido a las particularidades de la lucha de cada coyuntura, de tal manera que en unos momentos participaban unos y otros parcialmente. Además de esta naturaleza flexible la Asamblea Ciudadana ha mantenido una relación permanente con diversos colectivos similares en todo el país y en varias zonas del extranjero. Así como supo desarrollar una política muy adecuada con los medios de comunicación. Gracias a todo ello fue posible organizar luchas de carácter nacional- y en ciertos momentos con un apoyo activo de los movimientos cívico peruanos en el extranjero. Las marchas, conferencias de prensa, comunicados y pronunciamientos, asambleas, las redes sociales, los foros, y más, son testigo de ello.

LEE TAMBIÉN:  Carlos Monge: “Captura es duro golpe para Keiko”

¿QUÉ LUCHAS HA IMPULSADO LA ASAMBLEA CIUDADANA?

La Asamblea Ciudadana, ha impulsado múltiples luchas en los últimos años. La primera coyuntura que enfrentó fue las elecciones congresales y presidenciales del 2016. Ahí se creó la Coordinadora Keiko No Va, y se organizó la campaña #KeikoNoVa desde la primera vuelta, teniendo como siempre su fundamental instancia las calles, las grandes marchas a nivel nacional e internacional. Pero también, en medio de ello, el espacio decidió decir: #KeikoNoVa – #VotoCríticoPPK.

De hecho, en ese momento, durante la segunda vuelta, hubo un debate al interior de las reuniones abiertas de la Coordinadora Keiko No Va: si se debía llamar a votar o no por Pedro Pablo Kuczynski (PPK). El espacio decidió llamar a votar por PPK desde un inicio, planteando que el peligro mayor era el fujimorismo, mafioso, corrupto, al cuál definimos como lo más próximo, al fascismo en el Perú.

Recuerdo que en esa definición quedaron fuera quienes pensaban que no existía diferencias entre Keiko Fujimori y PPK, y terminaron por llamar a votar blanco, viciado o nulo. De igual manera, quienes aún dudaban en llamar a votar por PPK, al final se sumaron al llamado de la Coordinadora Keiko No Va.

Luego de ello, las diversas organizaciones que tenían compromisos firmados por el entonces candidato PPK se fueron agrupando en una mesa de trabajo. Mientras cada uno de los compromisos fueron en su gran mayoría no cumplidos y las calles volvían a calentar, estalló el escándalo de Odebrecht (fines 2016 – inicios 2017). En ese momento, también tratamos de impulsar la campaña #CorrupciónNuncaMás, que no tuvo mayor vuelo, entre otras cosas, por el Fenómeno El Niño; lo que hizo que atendiéramos esa emergencia social y natural.

Sin embargo, más adelante, las mismas organizaciones promotoras que dieron origen a este espacio ciudadano de lucha, frente a la posibilidad del indulto a Alberto Fujimori, nuevamente activamos el espacio, en reuniones abiertas, y salimos en varias movilizaciones multitudinarias, encabezadas por los familiares. de las víctimas del régimen fujimorista. De esta manera llegamos a la segunda mitad del 2017, y a la crisis del nuevo escándalo de Odebrecht que vinculaba al mismo presidente Pedro Pablo Kuczynski en el negociado.

Si todos estábamos alineados en luchar contra el indulto a Alberto Fujimori, en el momento en que estalla la crisis que implica en corrupción a PPK, el debate volvió a estallar en el espacio, con posiciones que planteaban que se debía de proceder con la vacancia al mismo presidente, y otros quienes indicaban que eso era atentar contra la institucionalidad democrática. El espacio entró así en un debate intenso, y las consignas fueron desde unas #QueSeVayanTodos- LosCorruptos, hasta otras#Contra ElGolpeYLaCorrupción.

Sin embargo, el 24 de diciembre Kuczynski indulta a Alberto Fujimori, y todo el espacio avanza inmediatamente bajo la consigna alineada de #IndultoNoVa – #FueraPPK. Así trabajamos por meses varias jornadas de movilización y protesta multitudinarias en Lima, en todo el país, e inclusive en varias ciudades del extranjero. En esta coyuntura aparecieron el Comando Nacional Unitario de Lucha (CNUL) y el Frente Popular Anticorrupcion (FPA), con quienes también coordinamos de manera unitarias las movilizaciones, sin antes entrar, como de costumbre, al debate.

Esta coyuntura culminó con la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, en medio del escándalo de los #MamaniAudios. La Asamblea Ciudadana, que asumió ese nombre en esta última coyuntura de crisis política (setiembre 2017), llamó abiertamente a que renunciara PPK y que asumiera de manera constitucional el vicepresidente, Martín Vizcarra, el cargo de presidente de la República.

LEE TAMBIÉN:  Las primeras palabras de Jorge Muñoz tras su virtual triunfo

De esta forma, con pocos meses de expectativa en el nuevo presidente, el Perú ha transitado hacia una nueva coyuntura de crisis política: con los #CNMAudios y el Referéndum del 2018. Por ello se activó nuevamente la Asamblea Ciudadana, convocando a las marchas del #11J y del #19J, así como sumándose a la del #27J, junto con otros colectivos; y luego convocando a la del #12S, pero también a la del #19S, y sumándose a la convocada por la CGTP el #26J. Y hoy otra vez convocamos al #17º.

¿QUÉ ES LA ASAMBLEA CIUDADANA?

La naturaleza de la Asamblea Ciudadana es la de una coordinadora de unidad de acción para la incidencia política en coyunturas concretas de crisis política. Por ello sirve el relato de cada una de las coyunturas señaladas líneas antes. En esta especie de red ciudadana que es la Asamblea Ciudadana, los integrantes sin embargo actúan manteniendo siempre su autonomía en los diversos espacios donde participan. Por eso, la Asamblea Ciudadana no es un Partido Político, tampoco es un Movimiento Social, aunque en momentos concretos, como hemos reseñado líneas arriba, expresa a este movimiento social por democracia y por justisar exprecia social. Tampoco es un Colectivo, y tampoco es formalmente un Frente, pero si tiene el espíritu y el carácter de Frente Único. (Eso es la Asamblea)

La Asamblea Ciudadana ha sabido cumplir con su objetivo: dar respuestas realistas y concretas a la coyuntura de crisis política desde la calle. En estas particularidades se expresa sus méritos y limitaciones. Por ello ha funcionado como un tercer actor desde el momento en que nació, es decir: no es ni quien ganó el poder Ejecutivo, ni PPK ni Vizcarra ahora, ni tampoco es quien ganó el poder hegemónico del Congreso, el fujimorismo. La Asamblea Ciudadana expresa, en su carácter en momentos concretos como los arriba reseñados, a ese amplio espectro del movimiento social democrático por democracia y por justicia social. Ese es el tercer actor.

En ese sentido, la Asamblea Ciudadana lucha por democracia y por justicia social más allá del mismo anti-fujimorismo, pues como hemos visto ahora último ha impulsado las luchas anti-corrupción, e inclusive ha levantado una perspectiva más bien estratégica hacia un Nuevo Pacto Social, hacia una Nueva Constitución. En ese marco, en su seno, habitan tendencias políticas no solo de la variedad de nuestras izquierdas, sino que también de la variedad de otras tendencias, que desde sus puntos de vista diferenciados a las izquierdas luchan por mantener y desarrollar la democracia en el país.

De esta forma, la Asamblea Ciudadana ha articulado, coordinado y organizado las últimas luchas por democracia y por justicia social, junto con otros espacios. Teniendo primero siempre claro la orientación política que se acuerda por consensos en las reuniones abiertas de la Asamblea Ciudadana. Luego de ello se procede a formar comisiones, dependiendo de cada momento político y de orientación política. Comisiones que siempre han tenido el soporte fundamental en las organizaciones promotoras que dieron origen al espacio.

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

No estás conectado a internet