Leyendo:
Izquierda: el peligro de su ausencia
2 minutos

Izquierda: el peligro de su ausencia

En su segunda carta desde el encierro, Keiko Fujimori dice: “Lamento que la política haya hecho daño a mi familia. Esta es una oportunidad para un nuevo comienzo.”

Hay ahí una inexactitud y una leve seña de arrepentimiento. No es la política lo que ha dañado a su familia, sino la mala política (la falsificación de aportantes, las coimas). En cuanto a un nuevo comienzo, su pasado la condena, como lo demostró el voto del domingo 7.

Esto me lleva a una reflexión sobre la izquierda peruana: Ella también necesita un nuevo comienzo. En realidad, el país necesita –ahora- una izquierda fuerte, imaginativa, con vibración de masas. Nuestro diario publicó días atrás una entrevista a Alberto Moreno, presidente de Patria Roja. Sus respuestas no echan luz sobre ningún problema y ni siquiera el que le concierne: el frente que integró no logró ni el uno por ciento en Lima. Su explicación es asombrosa: “fue una derrota relativa, no absoluta”.

Entre tanto, Pedro Chávarry esgrime la chaveta, el fujimorismo se lanza a la calle a fin de defender la impunidad para Keiko, Sendero vuelve a las andadas con nuevos cuadros, como se puede ver en la huelga estudiantil de la Universidad Nacional de Huancavelica, el fascismo amenaza a Brasil y a todo el continente, Trump desata una guerra comercial con Rusia y con China que enciende alarmas nucleares y que está afectando ya al Perú.

También esa es una realidad absoluta, no relativa, que debe ser enfrentada por una izquierda lúcida, ilustrada, ajena a los lugares comunes, que sepa que ella sí puede tener un nuevo comienzo, que asuma a fondo el consejo de José Carlos Mariátegui: “El socialismo en el Perú no debe ser calco ni copia. Tiene que ser esfuerzo, creación heroica.”

Un problema central de la izquierda peruana es su orfandad de doctrina, de teoría, de estudio de la realidad. Parece enredada en la coyuntura.

Lenin, el más grande revolucionario de todos los tiempos, exigió a su partido una estrategia clara y una táctica firme. Estrategia no es un listado de lavandería. Es un proyecto basado en la historia. La táctica es el arte de ganar batallas sin abandonar el objetivo histórico.

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

No estás conectado a internet