Leyendo:
Caso Keiko: Confesiones que fulminan
15 minutos

Caso Keiko: Confesiones que fulminan

IDL-Reporteros ha logrado obtener testimonios de enorme importancia sobre el caso de lavado de dinero en los aportes a la campaña de Fuerza Popular en 2011, que revelan además manejos ilegales de influencias y poder para conseguir – de acuerdo con la evidencia presentada– el encubrimiento y la impunidad.

Los testimonios contienen las revelaciones del testigo protegido bajo la clave TP 2017-55-3. Se trata del testimonio de una persona con conocimiento íntimo de cómo funcionan los niveles más altos de Fuerza Popular, quiénes los integran y toman las decisiones fundamentales; y cómo controlan las posiciones y acciones de sus congresistas. El testigo ha participado, como se verá, en todos esos procesos y ha decidido hablar.

A continuación, las impactantes revelaciones.

TP 2017-55-3 declaró ante los fiscales José Domingo Pérez y Elvia del Carmen Caro el domingo 14 pasado en la División de Investigaciones de Alta Complejidad (DIVIAC ) de la Policía.

SUCEDIÓ EN BUCARÉ

El testimonio comienza describiendo una reunión que tuvo lugar “a fines de enero e inicios de febrero del año 2011”. Convocado por Ana Herz de Vega, el congresista Rolando Reátegui acudió al local del hoy Fuerza Popular y entonces Fuerza 2011 en la calle Bucaré 559, “de propiedad de Joaquín Ramírez Gamarra”.

La oficina de Keiko Fujimori en ese local se encontraba “en el segundo piso del inmueble, ingresando por las escaleras a la mano izquierda”. Reátegui fue recibido, según el testigo, por una persona importante del entorno de Keiko Fujimori: “la secretaria Carmela Pucara Paxi […] que lleva la agenda personal de Keiko Sofía Fujimori. Carmela Pucara sabe quién entraba y quién salía del local de la calle Bucaré, y actualmente viene realizando esa función en el local de la Calle Morochucos 140, Urbanización Santa Constanza Surco”.

Carmela Pucara, prosigue el testigo, es quien “puede corroborar a las personas con las que se reúne Keiko Fujimori, porque ella le lleva un control de sus citas y reuniones que sostiene desde esos años. Carmela Pucara portaba en su computadora fija PC y un móvil personal los registros de las citas y reuniones que sostenía Keiko Fujimori Higuchi, y las otras citas que no son oficiales las anotaba en una Agenda que era un papel que lo destruía”.

En la reunión “se encontraban presentes Keiko Sofía Fujimori Higuchi, Ana Herz de Vega, Pier Figari Mendoza y Adriana Tarazona de Cortés”. Según el relato del testigo, Figari y Herz fueron al grano y sin pérdida de tiempo: “…le indican al congresista Rolando Reátegui que hay fondos de dinero donados por empresarios que no quieren aparecer en la lista de aportantes del Partido Fuerza Popular 2011, que no querían tener problemas posteriores en caso Fuerza 2011 no ganara las elecciones y no pudieran contratar con un eventual gobierno y que podrían ser cruzados muchas veces con la Sunat”.

Pier Figari y Ana Herz, asesores de Keiko Fujimori. (Foto: El Comercio)

Y aquí vino lo importante: “Pier Figari le indica al congresista Rolando Reátegui que le van a dar un dinero para poder cubrir las donaciones para que aparezcan registradas a nombre de terceras personas, porque el congresista Rolando Reátegui era amigo y tenía relaciones en el mundo empresarial por lo que podía hacer cubrir los aportes, es decir, el congresista Reátegui debía llevar a cabo una operación de buscar en su región San Martín a personas que puedan aparecer como aportantes del Partido”.

Recuérdese que, según el testimonio del testigo protegido, “[durante] la conversación Keiko Fujimori ratificaba lo dicho por Pier Figari y Ana Herz, indicando al congresista Reátegui que era una orden que debía cumplir”. Reátegui aceptó.

Entonces, de acuerdo con el testimonio, “Keiko Fujimori, Ana Herz de Vega, Pier Figari delegaron en Adriana Tarazona como la persona que se iba a encargar de entregarle el dinero al congresista Rolando Reátegui”.

Esa reunión fue seguida por otra una semana después, en el mismo local. Rolando Reátegui se reunió “con Keiko Fujimori la que le indica que el dinero ya lo tenía Adriana Tarazona”.

En efecto, en la oficina de Tarazona, esta le entregó 30 mil dólares “en efectivo o en billetes; el dinero estaba listo en su cajón que estaba preparado en un sobre de manila”[sic].

VUELOS A TARAPOTO

Reátegui voló a Tarapoto “con los pasajes asignados o comprados por el Congreso de la República. En Tarapoto entregó los treinta mil y 00/100 dólares norteamericanos (UU$ 30,000.00) a la contadora Micaela del Águila Vela, contadora de los supermercados La Inmaculada SAC y Botica La Inmaculada SAC […] para que los guarde físicamente”.

Congresista fujimorista Rolando Reátegui. (Foto: Perú21)

Al día siguiente se inició el proceso de lavado literalmente en casa: “… el congresista Rolando Reátegui conversa con su esposa Marizol Valles Chong, en la vivienda de ambos, en donde le indicó que por orden de Keiko Fujimori había recibido un dinero para que sea aportado al partido Fuerza 2011. El congresista Rolando Reátegui le indica a su esposa que como era empresaria era una persona solvente y que prestara para dar su nombre como aportante, es decir, para realizar un aporte los diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (UU$ 10,000.00) al partido”.

La misma propuesta hizo Reátegui, de acuerdo con el testimonio del testigo protegido, a Liulith Sánchez Bardález, gerente de Droguería San Martín, donde el padre de Reátegui es accionista mayoritario, para que figurara con un aporte de 5 mil dólares a Fuerza 2011.

LEE TAMBIÉN:  Mi homenaje a Cristóbal Colón

Luego, con la ayuda de su asesor Ronald del Castillo, Reátegui convenció a Pedro Velayarce para que prestara su nombre como aportante de 10 mil dólares.

De regreso en Lima, el testigo indica que Reátegui fue nuevamente convocado (por Carmela Paucara) para reunirse con Adriana Tarazona en el mismo local de Bucaré. Al llegar, Reátegui se dirigió primero “a la oficina de Keiko Fujimori con quien conversa y esta última le indica que Adriana Tarazona lo estaba esperando”.

Tarazona lo recibió “conjuntamente con Erika Yoshiyama Koga […] una de las personas que se encargaban de la contabilidad del partido Fuerza 2011 porque ella firmaba los documentos ante la ONPE”. Esta le entregó “un sobre de manila, indicando que eran los recibos que se tenían que llenar para cada aportante”.

Al salir Erika Yoshiyama, el testigo afirma que Adriana Tarazona sacó otro “sobre de manila conteniendo veinte mil y 00/100 dólares norteamericanos (UU$ 20,000.00) en efectivo … para que trasladara ese dinero a San Martín”.

Al día siguiente Reátegui voló nuevamente a Tarapoto en busca de prestanombres a los que asignar los 20 mil dólares. Al llegar, entregó el dinero a “Micaela del Águila Vega”, para que lo guarde.

Luego, Reátegui pidió ayuda a Ronald del Castillo para conseguir nombres de aportantes postizos. Del Castillo ofreció a su padre Rafael del Castillo y a su esposa Liz Document, para que firmen los recibos.

“Keiko Fujimori llamó al congresista Rolando Reátegui para que vaya al local […] sen donde ella le indica que hay nuevos aportes que hacer”.

Como quedaba dinero por lavar, Reátegui viajó a Moyobamba, donde reclutó a su hermana Cira y al esposo de esta, el francés Jean Louis Maze Cam para prestar sus nombres como donantes.

Finalmente, Reátegui delegó en Ronald del Castillo, su asesor, la tarea de hacer firmar recibos a los que habían aceptado prestar sus nombres. La lista quedó así: “Marizol Valles Chong fue de diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 10,000.00), Liulith Sánchez Bardález fue de cinco mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 5,000.00), Pedro Velayarce Llanos fue de diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 10,000.00), Liz Document Manrique fue de diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 10,000.00), Rafael del Castillo Reátegui cinco mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 5,000.00), Jean Louis Maze Cam fue diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 10,000.00)”.

Luego de que Adriana Tarazona le entregara por teléfono el número de cuenta del banco Scotiabank, Rolando Reátegui, “le entrega el número de cuenta del Banco Scotiabank a la contadora Micaela del Águila Vela para que haga los depósitos en dólares según los montos establecidos. Micaela del Águila Vela ordena a la tesorera Ángela Berenis Bautista Zeremelco para que haga los depósitos en el Banco, [y luego] los comprobantes de los depósitos bancarios son entregados por la contadora Micaela del Águila Vela al congresista Rolando Reátegui”.

Para concluir el proceso de lavado, ya de regreso en Lima, “… Rolando Reátegui se dirige al local de Bucaré para entregar los Recibos de Aportes Fuerza 2011 y los comprobantes de los depósitos bancarios en un sobre a nombre de Adriana Tarazona de Cortés, entregando el mismo a la secretaria Carmela Paucara”.

Ahí no acabó todo. Hacia finales de febrero de 2011, refiere el testigo, “Keiko Fujimori llamó al congresista Rolando Reátegui para que vaya al local de Bucaré. … al día siguiente el congresista […] se dirige a la oficina de Keiko Fujimori en donde ella le indica que hay nuevos aportes que hacer para lo que debía reunirse con Adriana Tarazona”.

En esa ocasión, “la señora Adriana Tarazona le indica que le entregaría cincuenta mil y 00/100 dólares norteamericanos (UU$ 50,000.00), pero que en esa oportunidad le daba veinte mil y 00/100 dólares norteamericanos (UU$ 20,000.00) en efectivo en un sobre de manila como adelanto”.

Keiko Fujimori y Adriana Tarazona, tesorera de Fuerza Popular. (Foto: La República)

Y otra vez se da el mismo circuito: viaje por aire a Tarapoto, entrega del dinero, para que lo guarde, a Micaela del Águila. Al día siguiente, Reátegui convoca al ex alcalde de Nueva Cajamarca, Nolberto Rimarachin para que busque prestanombres en su zona a través de los cuales lavar 50 mil dólares.

Rimarachin aceptó y se encargó de continuar llenando los “Recibos de Aportes Fuerza 2011”.

Pocos días después, a principios de marzo de 2011, Reátegui concurrió una vez más al local de Bucaré para repetir la rutina: saludo a Keiko; esta le indica ir a la oficina de Adriana Tarazona, quien le entrega otros 20 mil dólares en un sobre y Reátegui repite el proceso en Tarapoto.

Una semana después se repitió el circuito. Esta vez Adriana Tarazona le entregó 10 mil dólares en un sobre.

Ese mes, Nolberto Rimarachin le entregó a Reátegui los recibos llenados por los aportantes falsos de Nueva Cajamarca. De regreso en Tarapoto, Rolando Reátegui y Ronald del Castillo cuadraron cuentas, luego de lo cual Reátegui ordenó a Micaela del Águila Vega que haga “el depósito de acuerdo a los montos indicados en una relación”. Esta a su vez delegó en Ángela Bautista efectuar los depósitos en Scotiabank, hecho lo cual entregaron los recibos a Reátegui.

LEE TAMBIÉN:  Fiesta de cumpleaños: Antonio Camayo cumplió 50 años y lo celebró con Butters, Becerril y Oviedo

Lo único que faltó para cerrar el círculo fue entregar “los Recibos de Aportes Fuerza 2011 y los recibos por los comprobantes de depósitos bancarios” a Adriana Tarazona, cosa que Reátegui hizo, en sobre cerrado, a través de Carmela Paucara.

LAVADO AGRADECIDO

En abril de 2011, en el cierre de campaña en Tarapoto, Reátegui juntó a dirigentes de Lima con los dirigentes locales en una cena en su casa. Entre estos últimos estuvo Nolberto Rimarachin. Entre los anteriores, Ana Herz, Pier Figari y, sobre todo, Keiko Fujimori, quien agradeció a los locales el apoyo dado a su campaña.

Eventualmente, según el testigo, Reátegui se enteró que “los congresistas Cecilia Chacón, Ricardo Pando, Carlos Raffo, Héctor Becerril, Rufilio Neyra, Federico Pariona, Pedro Spadaro y Martha Moyano [dijeron] que también Keiko Fujimori, Ana Herz y Pier Figari les habían indicado que habían dado dinero para la campaña del partido Fuerza 2011 y que necesitaban que otras personas presten su nombre para que se registraran como aportes, y en el caso de ellos, le indicaron al congresista Reátegui que sí habían apoyado”.

QUIÉNES MANDAN

En cuanto la toma de decisiones en el partido fujimorista, el testigo protegido dijo tener “… conocimiento que Vicente Silva Checa es el asesor que toma las decisiones en el partido …, Keiko Fujimori consulta con dicho asesor y es quien toma las decisiones. Esta persona estuvo presa por ser del entorno de Vladimiro Montesinos, por eso es que nunca da la cara, pero el congresista Rolando Reátegui lo ha visto en la oficina en que trabaja Keiko Fujimori”.

Vicente Silva Checa, asesor de Keiko Fujimori. (Foto: Perú21)

Como arreglador de problemas, el testigo informó conocer que “Luis Mejía Lecca es el operador directo de Ana Herz, Pier Figari y Vicente Silva Checa quienes mandaban a Mejía Lecca para solucionar cualquier problema que atañe a Fuerza 2011 y ahora Fuerza Popular”.

¿Qué problemas, por ejemplo? El testigo dijo tener “conocimiento que se quiso comprar algunos testigos, por lo que viajó hasta San Martín, esto lo sé porque Mejía Lecca llama al asesor del congresista Reátegui, el señor Ronald del Castillo, para que le ayude a ubicar a ciertas personas”.

Hay otros detalles interesantes del testigo sobre la vida partidaria en Fuerza Popular. “… Fuerza Popular tiene su CEN, Comité Ejecutivo Nacional, pero todos los integrantes eran solamente de pantalla. Cuando era Joaquín Ramírez el secretario general solo se hacían reuniones cuando la ley electoral así lo exigía para guardar las formas, el resto, todas las decisiones las tomaban Keiko Fujimori, Ana Hertz, Pier Figari y Joaquín Ramírez en ese entonces, y todas las actas de que se pueden ver son actas virtuales. Por ejemplo, con la renuncia de Joaquín Ramírez por el escándalo del audio del piloto Jesús Vásquez, pasa a ser secretario general José Chlimper y como subsecretario Miki Torres, pero ni José Chlimper ni Miki Torres toman las decisiones; las decisiones siempre las toman Keiko Fujimori, Ana Hertz, Pier Figari y Vicente Silva Checa, y las otras personas lo único que hacen es firmar”.

Joaquín Ramírez, ex secretario general de Fuerza Popular, y Keiko Fujimori. (Foto: El Comercio)

Sobre la posición de Reátegui en Fuerza Popular, el testigo dijo que “…cuando salieron a la luz las investigaciones por los aportes de campaña en San Martín, Keiko Fujimori y las demás personas del Partido Fuerza Popular 2011 comenzaron a tener un trato distante con el congresista Rolando Reátegui. Por eso es que mandan a Luis Mejía para que hable con los aportantes. Mejía Lecca le comentó al asesor Ronald del Castillo, primero, que le ayude a ubicar a personas y segundo le dijo, que el congresista Rolando Reátegui ya no pinta nada aquí en Fuerza Popular y que todo lo van a hacer ellos. Incluso Mejía Lecca junto con una chica van solos a Nueva Cajamarca. Sé que Luis Mejía Lecca coordina directamente con Keiko Fujimori, Ana Herz y Pier Figari”.

Cuando ocurrió la “detención de Keiko Fujimori, se llevó a cabo una reunión de emergencia convocada por Miki Torres, Úrsula Letona y los voceros, en la cual el congresista Rolando Reátegui les dijo que los aportantes de San Martín están sin defensa. Úrsula Letona le dijo que… les iban a conseguir abogados que son Jaime Suazo y Paul Simon, pero al parecer eso solamente fue una promesa. La familia tanto de Luilith Sánchez como de Liz Document y Pedro Velayarce se vieron en la necesidad de contratar un abogado por su cuenta”.

Sobre Pier Figari y Ana Herz, el testigo indicó que “trabajan a exclusividad para el partido Fuerza Popular, antes Fuerza 2011; antes eran miembros del Comité Ejecutivo Popular y a la fecha solamente son asesores del partido. Tienen una singularidad, nunca firman nada, ellos son parte de los que mandan, pero todas son órdenes verbales. En el 2006 Ana Herz era Asesora I de Keiko Fujimori cuando esta era congresista y Pier Figari era Asistente de la congresista Cecilia Chacón”. El testigo terminó su testimonio indicando que “temo por mi vida, mi integridad física, la de mis hijos, de mi esposa y de toda mi familia, ya que lo que he dicho son temas absolutamente relevantes y la verdad”.

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

No estás conectado a internet