Leyendo:
Intereses de Muñoz y la frustración electoral de Juntos por el Perú
8 minutos

Intereses de Muñoz y la frustración electoral de Juntos por el Perú

Hernán Núñez es un regidor valiente. Se ha enfrentado a Castañeda, cuando el “Señor Comunicore”, tenía un gran poder; pero le fue muy mal en las elecciones. Tras la derrota electoral, levanta cabeza y mira más allá sin dejar de hacer un balance de las elecciones. “El pueblo izquierdista, que es mucho más grande que la militancia, castiga la división”, dice.

—¿Usted también va a decir que la derrota de la izquierda es relativa?

—Es una derrota electoral significativa, sin duda, pero de la que no se escapa ninguna de las izquierdas. Sería ridículo que nos enrostremos entre nosotros haber sacado un poco más que el otro. ¡Absurdo! Ahora bien, tampoco es el fin del mundo.

—¿Cómo toma usted la votación obtenida por Gustavo Guerra? Le ganó “Cochero”.

—No son los resultados esperados, pero son casi 40 mil votos de convicción, obtenidos por una campaña austera que quiso transmitir la idea de ciudad que queremos construir. Señalamos los grandes problemas de la ciudad con nombre propio y a cada uno de estos le planteamos una alternativa, una solución.

—La cosa es que ni siquiera le ganó al Frente Amplio…

—Tendríamos que preguntarnos qué habría ocurrido si nos hubiese tocado participar del primer debate; creo que el hecho de participar en un debate organizado hacia el final del proceso electoral no ayudó al crecimiento en un contexto donde la población buscaba una alternativa representada por Alberto Beingolea, Jorge Muñoz, Manuel Velarde y Gustavo Guerra. De hecho, varios analistas coincidían en que eran los candidatos con las propuestas y programas más claras para la ciudad.

—¿Ha hecho una buena labor Gustavo Guerra?

—Creo que es importante resaltar el esfuerzo unitario de Gustavo. No solo logró articular a un vasto sector de la izquierda en Juntos por el Perú, sino que se logró un acuerdo político con Nuevo Perú. Este avance no es solo a nivel partidario, dirigentes sindicales y sociales han sido parte de nuestras listas municipales. Independientemente de los resultados yo estoy orgulloso de Gustavo Guerra.

—Es un esfuerzo que no dio resultados esperados…

—No hay que resumir un proyecto a un resultado electoral. Es la primera elección en la que participa Juntos por el Perú. Corresponde organizarnos junto a las personas que votaron por nosotros.

— ¿Qué debería hacer la izquierda en este periodo?

—Deberíamos hacer una autocrítica, sin duda, y los balances respectivos de los resultados. La izquierda ha obtenido una votación marginal que creo no refleja su representación real. El pueblo izquierdista, que es mucho más grande que la militancia, castiga la división. Hay que hacer esfuerzos unitarios; en todo caso, que se autoexcluyan los sectarios.

—“Cochero” se sale de ese análisis…

—Coincido con el “Cochero” Fernández Chacón y que con los votos también se lucha. Pero esto no es novedad, la izquierda viene luchando con los votos hace 40 años; ha tenido victorias y derrotas. Y de hecho ha tenido más victorias cuando ha estado unida. Toca luchar, pero no solo con los votos. No se hace política solamente desde un cargo, con Habla Castañeda lo demostramos. Toca ejercer vigilancia ciudadana, promoviendo la organización vecinal.

LEE TAMBIÉN:  Mi homenaje a Cristóbal Colón

—¿Qué es Habla Castañeda?

—Fue una iniciativa ciudadana por la que obligamos al alcalde Luis Castañeda a responder un pliego de más de 100 preguntas luego de recolectar más de 25 mil firmas. Lo que no logró ni el Congreso ni los medios de comunicación, lo logró el poder de la gente.

—¿Por qué cree que ganó Muñoz?

—Hubo un alineamiento de los medios de comunicación con su candidatura. Es innegable que lo promocionaban por todos lados. Ello sumado al temor de que gane Urresti y Pepe Luna, su patrocinador. Fue la lógica del mal menor. El debate también lo ayudó, pues prácticamente corrió solo. Quienes participaron del segundo debate ya no tenían tiempo de crecer.

—Pero antes del debate casi nadie hablaba de Muñoz… ¿No cree que el candidato de las encuestadoras y los medios era Reggiardo, quien se les cayó?

—Reggiardo era el rostro fresco del fujimorismo, pero con la “señora K” tan cuestionada y una serie de decisiones fatales para él, como no ir al debate, ya era previsible su caída en picada. Había que buscar un rostro más amigable y ese era Muñoz.

—¿Cómo deja la Municipalidad el alcalde Castañeda? ¿Deja una alcaldía sana, como él ha asegurado?

—Para nada. Lima ha tenido no solo un estancamiento durante estos cuatro años sino un claro retroceso. Hemos vuelto a la Lima previa a la reforma del transporte, pues Castañeda no solo no ha implementado en su totalidad los corredores que ya tenían contrato, sino que anuló las licitaciones de los corredores faltantes y dejó sin efecto todas las ordenanzas que constituían el marco normativo. El alcalde electo, Jorge Muñoz, va a tener que empezar prácticamente desde cero.

—¿Le cree a Muñoz cuando dice que investigará gestión de Castañeda?

—Ojalá lo haga. Y no solo lo investigue sino que tome medidas contra las decisiones donde son evidentes hay hechos de corrupción. Debe denunciar a través del nuevo procurador municipal a todos los funcionarios que resulten responsables. También debería dejar sin efecto dos cambios de zonificación más que irregulares y que beneficiaron a la empresa Menorca en el Valle de Lurín y al Sodalicio en Ancón.

—¿Qué encontrará Muñoz?

—Muñoz va a encontrar un municipio con varias irregularidades en el manejo económico. Casos concretos hay en el Parque de Las Leyendas y en SERPAR que hemos investigado y alcanzado pruebas a las instancias correspondientes. Pero, además, Castañeda no deja ninguna agenda para la ciudad; no hay obra o reforma que deje como legado para Lima. No solo es la reforma del transporte, está el PLAM 2035 que es la planificación de la ciudad de cara a futuro y que fue encarpetada por esta administración.

LEE TAMBIÉN:  Lomas de Lima: aún podemos evitar su destrucción

—¿Qué fue entonces el bypass de 28 de julio?

—Las únicas obras con sello propio de Castañeda fueron el bypass de 28 de julio, que resultó un fiasco total, y las llamadas casas solidarias cuya utilidad no queda clara. No se quiso realizar una serie de obras que ya tenían expediente técnico y financiamiento desde la gestión anterior.

—¿Cómo cuáles?

—Por ejemplo, el encauzamiento y protección de los sectores vulnerables del río Chillón, la instalación de protección contra inundaciones en el río Lurín, la construcción de un muro de defensa ribereña en el río Huaycoloro y de muros de contención en los asentamientos humanos de Santa María, en Ate, y Cerro Cahuide, Las Cataratas, 9 de octubre y Los Portales, en El Agustino.

—¿Qué debe hacer Muñoz?

—Hay un tema que no puede ser dejado de lado, que es el tema laboral, y en el cual se debe tener una posición clara. El municipio tiene una deuda reconocida judicialmente con sus trabajadores por una serie de incumplimientos y despidos arbitrarios que viene de años atrás. Hubo un cronograma de pagos aprobado por el Concejo anterior, que Castañeda no quiso cumplir, y que Muñoz debería acatar. De igual manera, la situación de las obreras de limpieza pública, quienes tienen una resolución judicial para que sean incorporadas a la planilla municipal. Jorge Muñoz, en ese sentido, debe acatar la ley.

—Claro, pero cómo gestión qué debe hacer, según usted.

—La planificación de la ciudad es impostergable. No podemos continuar sin un plan urbano. Además, no se puede ejecutar ninguna reforma del transporte si no tenemos claro cómo queremos que se desarrolle Lima. Las ciudades que han resuelto muchos de sus problemas de movilidad son precisamente las que han elaborado instrumentos de gestión a largo plazo, miremos el caso de Medellín. Aquí reinventamos Lima cada cuatro años, es una locura.

—¿Qué pasó con el PLAM 2035?

—Muñoz debe retomar el PLAM 2035, actualizarlo y que el Concejo lo apruebe en un debate abierto a la ciudadanía. Y recalco esto porque no basta con decir “planificar la ciudad”, ¿o acaso no se puede planificar la ciudad priorizando el interés de las inmobiliarias y las constructoras?

—¿Qué intereses tiene Muñoz?

—Miguel Romero Sotelo, su teniente alcalde y que eventualmente podría asumir el despacho de alcaldía, es una persona vinculada a estos intereses. De hecho, acaba de anunciar un proyecto inmobiliario en Ancón que sería priorizado en la administración entrante, pero este proyecto es promovido por Graña y Montero y por Corporación Suyo, de la cual Romero Sotelo es fundador. El voto no es un cheque en blanco y tenemos que estar vigilantes.

LA INFORMACIÓN AL INSTANTE
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER REGISTRÁNDOTE CON TU CORREO ELECTRÓNICO Y MANTENTE INFORMADO

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

No estás conectado a internet